×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62
Lo último

Lo último (2274)

The latest news from the Joomla! Team

Sitges: Día 8. A la caza

19 Oct 2013 Escrito por
Interior. Leather Bar

James Franco, polifacético artista conocido por participar como actor en la saga de Spider-Man o en Oz, un mundo de fantasía de Sam Raimi, también ejerce habitualmente de director independiente. Y hoy se ha podido ver en Sitges 2013 una de sus últimas películas como realizador, Interior. Leather Bar, que ha dirigido al alimón con Travis Mathews, y que cuenta como ambos directores intentan recrear esos cuarenta minutos de la película de William Friedkin A la caza (1980) que fueron eliminados del montaje final (para así evitar la tan temida calificación X para el cine comercial) y que según el propio Friedkin fueron destruidos por el estudio que la distribuyó, United Artists. Cercano al (falso) documental, Interior. Leather Bar muestra escenas explícitas de sexo gay (que posiblemente nunca estuvieron en esos minutos censurados al original) y va en la línea de lo que menciona el propio Franco en la película, plantear la posibilidad de meter más sexo en el cine (de cualquier tipo), ya que para la violencia no hay límites. Y junto a este curioso e interesante filme se ha proyectado una cinta de fantasmas, Soulmate de Axelle Carolyn, que produce su esposo, el también director Neil Marshall (The Descent), y que nos cuenta cómo una joven violinista que ha perdido en un accidente de tráfico a su esposo y que ha intentado suicidarse, alquila una casa en el campo para buscar su camino, en el que se entrecruza un antiguo inquilino de la misma, lástima que esté muerto y le cause más de una molestia como fantasma que es. Otro entretenido largometraje, también independiente, pero de buena factura y apañados efectos especiales, ha sido The Machine de Caradog W. James, sobre un futuro no muy lejano en el que Occidente está enfrentado a China y se busca crear un supersoldado cibernético, primero con bajas de guerra y luego creando un ser artificial (pero con los conocimientos e inteligencia de una persona), en este caso con aspecto de mujer, que terminará rebelándose contra aquellos que quieren convertirla únicamente en una máquina de matar.

The Machine

Soulmate

Santiago de Bernardo

Trailers

Interior. Leather Bar

The Machine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

La filtración de un folleto de los planes de futuro para Star Wars difundido en la Brand Licensing Show 2013 que se celebra en el centro de exposiciones Olimpia de Londres ha disparado las alarmas y los rumores entre los seguidores de la saga creada por George Lucas. Algunos ya estamos salivando como mastines a base de imaginar lo que puede estarse cociendo para estrenarse en 2014 y 2015 sobre los personajes de la guerra de las galaxias. En el calendario que se ha filtrado se confirman por un lado los planes de Disney para estrenar el Episodio VII de Star Wars en la primavera o el verano de 2015. Pero además los planes para la franquicia han incorporado un epígrafe en la primavera o verano de 2014 que hace soñar a los muchos incondicionales con que cuenta la saga de George Lucas en todo el mundo: ¡¡¡ Especiales de televisión en torno a Darth Vader!!!

El documento es una especie de guía salida directamente de la factoría Disney y de Lucas Films, un folleto confeccionado a modo de anuncio para los minoristas al efecto de que estén prevenidos para lo que se les viene encima en los próximos meses, de manera que no se trata de un rumor, sino de un hecho confirmado. Lo que está por descifrar, y ahí es donde entra la imaginación de cada cual, es a qué se refieren cuando hablan de especiales de televisión sobre Darth Vader. La definición es muy amplia y puede referirse tanto una serie de reportajes sobre el personaje, sus influencias, gestación y antecedentes -la opción menos estimulante-, hasta una serie de animación para la pequeña pantalla o bien una serie en imagen real que retrate el mundo y personajes del entorno del Jedi caído en el lado oscuro, que además podría situarse entre el Episodio III y el Episodio IV, esto es, a modo de puente entre los dos ciclos cinematográficos de la taquillera saga, en el momento en que Vader se dedica a la caza y captura de todos los jedi que quedan en la galaxia.

Sea como fuere, lo que está claro es que los responsables de Disney y Lucas Films saben crear intriga en torno a sus planes para La Guerra de la Galaxia. Ni el maestro del suspense, Alfred Hitchcock, lo habría podido hacer mejor para hacer de las pistas falsas o auténticas, de los rumores y de las filtraciones la mejor arma para ir haciendo promoción del producto mucho antes de que esté filmado y distribuido para su consumo entre los ansiosos compradores del mismo.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Los próximos 26 y 27 de octubre tendrá lugar en el Parque Warner el I Open Internacional de Artes Marciales (International Martial Open), un evento deportivo-cultural al estilo de los que se celebran en EE.UU. y único en su género en Europa.

El torneo estará abierto a cualquier artista marcial que quiera participar, independientemente de la federación o asociación a la que esté afiliado y del estilo o escuela de artes marciales que practique. El evento será emitido por televisión, y contará con más de 3000€ en premios para los Campeones Absolutos de Formas, Formas con Armas y Combate. Como característica muy especial, este espectacular Open de 2 días de duración tendrá lugar en el Parque Warner de Madrid, dando a los aficionados, competidores y familiares la oportunidad de pasar dos días de ocio y diversión a la vez que disfrutan de las competiciones. Repartidos en 5 tatamis, competirán deportistas de diferentes artes marciales y nacionalidades bajo una misma normativa Open Internacional, repartidos por edades, pesos, color de cinturones y sexo.

El sábado a las 19,00 horas tendrá lugar la “Noche de Las Artes Marciales” dentro del Salón Casablanca del Parque Warner, todo un espectáculo de luces, sonido y acción, con actuaciones e invitados especiales del mundo del cine y la tv, donde los Campeones de todas las Categorías competirán entre sí por alzarse con el título de Gran Campeón y la recompensa económica que ello conlleva. Además se presentarán los primeros nominados al Paseo de la Fama de las Artes Marciales, un galardón que pretende ser el homónimo europeo al Hall of Fame americano.

Los organizadores del evento son el actor y 7 veces Campeón Mundial de Artes Marciales Nacho Serapio y la Campeona Internacional Liliana Farias, los cuales aseguran que este evento supondrá un antes y un después en las Artes marciales de este país: “
“Es un acontecimiento único en Europa, y que esperamos que se convierta en referente para las artes marciales poquito a poco” Comenta Liliana.
“Estamos empezando despacito y humildemente, pero deseamos que se convierta en uno de los eventos más grandes de Europa”. Afirma Serapio.
Al evento asistirán varios equipos de Venezuela, Francia, Portugal… Y de varias partes de España: Galicia, Barcelona, Toledo, varios equipos de Madrid… E incluso la delegación española de la escuela oficial de los monjes de Shaolin.
“Va a venir gente de mucho nivel”. Nos comenta Liliana.
“Va a ser un evento único en su género, y merece la pena asistir porque a descubrir una manera distinta de ver las artes marciales”, nos dice Nacho. Y es que no solo los competidores disfrutarán, ya que las personas que no van a competir pueden asistir igual. Adquiriendo las entradas a través de www.ticketea.com, por 30 euros, podrán ir los dos días gratis al parque y ver además lo que tienen organizado dentro de las artes marciales”.

Para más información:
Web Oficial: www.parquewarner-martialopen.com
Facebook: https://www.facebook.com/ParqueWarnerMartialOpen
Twitter: @WarnerOpen
Venta de entradas: www.ticketea.com/parquewarner-martialopen

Dpt. de Comunicación:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tel: 655151332.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Nuevamente en esta edición del festival de Sitges es un documental lo más destacado del certamen. Nos referimos a Rewind This! de Josh Johnson y cuyo título hace referencia al aviso que se solía poner en las cintas de vídeo, especialmente en la modalidad de alquiler, para que no se nos olvidase rebobinar la cinta para que el siguiente que dispusiera de ella ya la tuviera preparada para visionarla. De manera muy divertida e ilustrativa se nos muestra cómo surgió el vídeo en el mundo de la industria audiovisual y cómo afectó a la misma, especialmente a la de Hollywood (o a la nipona), que reacia en un principio a adoptarlo en la distribución, lo hizo con posterioridad ganando mucho dinero (aunque no fue poco el que dejo de ganar por ir un paso por detrás de la tecnología del momento). En la pugna entre el formato Betamax de Sony y el VHS creado por JVC, ganó el segundo, no porque la calidad de imagen fuera mejor, sencillamente porque sus cintas duraban más (y permitían grabar más contenidos en su interior), además porque fue apoyado por el cine para adultos, lo que hizo que se convirtiera en un estándar y reinara durante varios lustros. Rewind This! muestra desde el nacimiento del vídeo doméstico, pasando por la vorágine del mercado videográfico, la ingente producción destinada a llegar a los hogares sin pasar por las salas (como la inolvidable Deadly Prey de David A. Prior), las barbaridades que se hicieron para adaptar películas a la full screen, hasta llegar a su decadencia, su desaparición y un revival que se está produciendo en los últimos años, no tanto como formato (que ha sido muy mejorado por otros posteriores) sino como refugio de tesoros (o no tanto) fílmicos que nunca llegaron al DVD y que son inaccesibles sino es en una cinta VHS. Con entrevistas a fans del VHS, productores como Richard Band (Full Moon) o Lloyd Kaufman (Troma), directores como Frank Henenlotter, Kevin S. Tenney, David Schmoeller, Atom Egoyan o Mamoru Oshii y actores como Cassandra Peterson (Elvira), Rewind This! es más que un documental nostálgico, es un repaso a una parte de la historia del cine que no es tan lejana como algunos pudieran creer.

Santiago de Bernardo

Trailers

Rewind This!

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

La visita de David Lynch a Madrid para hablar de su obra y promocionar un libro sobre meditación ha generado singular expectación cinéfila que ayer se concentró en torno a la sede de la Escuela Universitaria de Artes y Espectáculos TAI, donde el director norteamericano contestó a las preguntas del crítico Carlos Reviriego y del público asistente a su masterclass, entre el que se encontraban jóvenes estudiantes de cine, algunos periodistas y directores como Juan Carlos Fresnadillo, Rodrigo Cortés o Nacho Vigalondo.

Lavoisier, padre de la Química moderna, llegó a la conclusión de que la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Tras las declaraciones de David Lynch en la masterclass que impartió ayer a dos pasos de lugares tan castizos como el Parque del Retiro y la Puerta de Alcalá de Madrid, no he podido evitar acordarme de esa Ley de la Conservación de la Materia de Lavoisier.

La buena noticia es que según el director de películas tan significativas para el cine moderno como Cabeza borradora, El hombre elefante, Dune, Terciopelo azul, Corazón salvaje, la mítica serie Twin Peaks y su prolongación en el largometraje Twin Peaks: fuego camina conmigo, Carretera perdida, Una historia verdadera, Mulholland Drive o Inland Empire, el cine no va a desaparecer, no se muere, como la materia estudiada por Lavoisier, sólo se transforma zarandeado y mutando con los cambios como si de la criatura de Cabeza Borradora se tratara.

La mala noticia es que, por las respuestas dio a las preguntas que se le fueron formulando a lo largo de la masterclass, Lynch, nacido en Montana en 1946, ha vuelto a su pasión de la infancia, la pintura, y está ahora tan inmerso en la pintura y la fotografía que  no se plantea de momento volver a rodar películas.  De hecho ha reconocido que no ve mucho cine actual, aunque le gusta lo que hacen los hermanos Coen. Más sorprendente es que se haya desmarcado de esa asociación con el surrealismo que tantos estudiosos de su obra han querido destacar. Ahora todos esos analistas y críticos que en algún momento hemos dedicado tiempo y neuronas a trazar el mapa de carreteras del cine de Lynch incorporando el surrealismo como parada obligada, nos estamos preguntando en qué nos hemos equivocado al vincularlo con un movimiento del que Lynch asegura que no conoce demasiado, especialmente por su reiterada negativa de reconocer el cine de Buñuel como fuente de inspiración.  Lynch afirma no conocer demasiado el cine de Luis Buñuel, más allá de su entomológica característica de contratar hormigas como personajes y figurantes para sus películas. ¡Pasmo general entre sus seguidores! E imagino que también entre los seguidores de Buñuel, que se las prometían muy felices anticipando un sesudo análisis del maestro Lynch sobre el maestro Buñuel del que podrían estar sacando petróleo para reflexiones, debates, disputas y conclusiones aventuradas durante décadas. Para muchos es una lástima, pero por mi parte, llevado de mi manía de leer entre líneas, no puedo evitar pensar que si Lynch ha negado tres veces vinculación alguna consciente de su cine con el de Buñuel en su visita a Madrid, el Evangelio según San Lucas también recoge ese momento en el que Jesús le dijo a Pedro: “Antes que cante hoy el gallo, me habrás negado tres veces”. Así que repasando las respuestas de Lynch cuando le han preguntado por Buñuel no puedo sino acordarme de las respuestas de Pedro cuando le preguntaban por Cristo: “¡Mujer, no le conozco!”, “¡Hombre, no soy uno de ellos!” y “¡Hombre, no sé de qué hablas!”. Sospecho que al Buñuel que se declaraba “ateo por la gracia de Dios” le habría sacado como mínimo una media sonrisa de sarcasmo esta referencia bíblica…

A Lynch las comparaciones de su cine con el de Buñuel o su vinculación con el surrealismo le llevan a desenfundar lo mismo que repetía el diálogo de una de sus mejores películas, Terciopelo azul: “este es un mundo extraño”. Esa afirmación me recuerda las referencias de El mago de Oz que encontré en su cine, y sobre todo en Corazón salvaje, cuando hace muchos años la editorial JC me propuso escribir un libro sobre este director. Lo de “este es un mundo extraño” de Terciopelo azul es como lo que le decía a su perro al llegar al colorido mundo de Oz la Dorothy interpretada por Judy Garland en la versión cinematográfica de El mago de Oz dirigida a finales de los años 30 por varios pesos pesados de la dirección del cine clásico de Hollywood como Victor Fleming, George Cukor, King Vidor, Mervyn LeRoy o Norman Taurog: “¡Totó, ya no estamos en Kansas!” Lo cual me lleva a pensar que, como intenté explicar en aquel libro, el cine de David Lynch quizá sea, más que un periplo surrealista, un paseo por el mítico camino de baldosas amarillas que recorría Dorothy buscando al Mago de Oz acompañada por el León Cobarde, el Hombre de Ojalata y el Espantapájaros; un camino tan variado e imprevisible como el que reúne en una misma filmografía obras tan inclasificables como Cabeza borradora, Terciopelo azul, Twin Peaks, Carretera perdida, Mulholland Drive  o Inland Empire junto a otras manifestaciones del mismo genio más cercanas a lo clasificado como El hombre elefante o Una historia verdadera. Lynch no quiere ser etiquetado, ni clasificado, ni como surrealista ni como nada. Es más como una especie de Dorothy que recorre ese camino de baldosas amarillas esperando ser sorprendido e inspirado por lo que se tropieza en este mundo extraño que ya no es Kansas o en su caso Montana. Por eso bromea afirmando que está muy liado con su pasión por la fotografía o la pintura para ver cine actual pero sigue interesado por el trabajo de otros directores como Martin Scorsese o Werner Herzog, porque según dice le interesa “la gente moderna”. Por eso todavía recuerda sus encuentros con uno de sus directores más admirados, Federico Fellini, con el que pudo pasar todo un día compartiendo ese paseo por el camino de baldosas amarillas y del que pudo despedirse en el hospital en que el maestro del cine italiano estaba ingresado poco antes de que falleciera. Por eso se empeña en recomendar a los futuros cineastas que peleen y confíen en sí mismos, que mantengan el control de su obra, que no se dejen convencer para abandonar una buena idea o para seguir una mala idea, y que lo importante es que al terminar su trabajo estén contentos y felices con lo que han hecho.

Quizá por eso, y porque su visita a España forma parte de una campaña promocional de la meditación y de un libro sobre el tema, recomienda meditar 30 minutos antes de empezar a trabajar cada jornada y otros 30 minutos después de terminar.

Porque a Lynch lo que parece importarle ahora más que cualquier otra cosa es ser feliz haciendo el trabajo que quiere hacer.

Como Dorothy paseando por el camino de baldosas amarillas que es la vida y por extensión el arte.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

The Congress de Ari Folman era una de las películas más esperadas de Sitges 2013. Y es que los atractivos del filme no eran pocos: Se inspira en la novela The Futurogical Congress del escritor polaco Stanislaw Lem (cuya Solaris ha sido llevado, con acierto, dos veces a la gran pantalla), dirige el responsable de la celebrada Vals con Bashir, Ari Folman, tiene en el reparto a actores como Robin Wright, Harvey Keitel o Paul Giamatti, y parte del largometraje es una explosión colorista de animación. No obstante, el resultado no es todo lo satisfactorio que debería: Lo mejor, los primeros minutos que reflexionan sobre el crudo mundo de Hollywood (donde envejecer, y más en el caso de las mujeres, no se perdona) y en ellos vemos a Robin Wright haciendo de sí misma (y a la que casi se le exige que eternamente sea la bella Buttercup de La princesa prometida), Harvey Keitel como su agente y Danny Huston convertido en un ejecutivo de Hollywood (de los estudios Miramount), que le ofrece el (último) contrato de su vida (del que está bastante necesitada). Tras él ya no tendrá que volver a actuar, ya que su cuerpo, su voz, sus gestos, serán escaneados y digitalizados para introducirlos en futuras películas (ya se ha planteado más de una vez hacer algo parecido con imágenes de actores ya fallecidos como Humphrey Bogart o Marilyn Monroe). Si acepta, su carrera artística habrá concluido (y podrá dedicarse, por ejemplo, a cuidar a su hijo que padece retinosis pigmentaria), pero se inicia la de una nueva Robin Wright digitalizada (que nunca pasará de tener treinta y tantos años) y que actuará en largometrajes que ella nunca hubiera protagonizado, incluso de ciencia ficción. Tras este arranque prometedor y en el momento que se pasa a la parte animada, cuando Wright se dirige a un congreso convocado por Miramount (y que pretende convertir a ésta en una sustancia de consumo popular), el filme entra en un periplo delirante del que lo más interesante sin duda es ver (en dibujos animados) a Tom Cruise, John Wayne, Frank Sinatra, Picasso, Frida Kahlo o Michael Jackson.

Santiago de Bernardo

Trailers

The Congress

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Patrick ha vuelto… el personaje de la cinta homónima de 1978 (con premio a su director Richard Franklin en Sitges de ese año) regresa en un remake dirigido por el también australiano Mark Hartley. Éste, que tras realizar dos documentales imprescindibles, Not Quite Hollywood: The Wild, Untold Story of Ozploitation! (2008) y Machete Maidens Unleashed! (2010) y mientras esperamos que acabe Electric Boogaloo: The Wild, Untold Story of Cannon Films, ha rodado su primer filme de ficción, Patrick, para contar cómo en una clínica en la que cuidan (y experimentan) con pacientes en coma, entra a trabajar una nueva enfermera, que comprueba cómo los métodos médicos empleados son poco ortodoxos, y más los que se emplean en un joven, Patrick. Cuando ésta se da cuenta que puede comunicarse con él, no imagina el horror que surgirá de los poderes telequinéticos que posee y que emplea aún estando en cama. No se puede mover ni hablar, pero puede manipular cosas y personas a su antojo. Aunque diferente al original (aunque mantiene una atmósfera retro), hay que esperar a los últimos segundos del filme para conocer la conclusión real del mismo. También consigue hacer pasar un buen rato lo nuevo de Brad Anderson (El maquinista), The Call, con Halle Berry convertida en miembro de un call center de urgencias que se ve implicada personal y emocionalmente en un caso que termina con la muerte de una muchacha y que a punto está de acabar con su carrera. Meses después tiene la oportunidad de redimirse intentando salvar a otra chica que ha caído en manos del mismo criminal. Sin duda un thriller resultón que consigue atraparte desde el primer momento. Sin embargo, lo nuevo de Nicolas Winding Refn, tras su magistral Drive y contando con su actor protagonista, Ryan Gosling, Only God Forgives, no convence tanto como ésta. Y es que esta historia de venganzas, sangre y violencia no cuenta mucho y explica menos. Con todo, los seguidores de este realizador danés no deberían perdérsela.

Santiago de Bernardo

Trailers

Patrick

The Call

Only God Forgives

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Sitges ha presentado hoy dos filmes completamente diferentes. Uno dedicado al personaje Machete y otro al cineasta John Milius. Uno es de puro entretenimiento, el otro reivindica a un creador de historias desconocido (y muy denostado tras su cinta Amanecer Rojo) por las nuevas generaciones. Machete Kills de Robert Rodriguez retoma al personaje creado para un falso tráiler del programa doble Grindhouse de 2007 y que se convirtió en el filme Machete de 2010, y que podría retomarlo (dependerá de la taquilla mundial, ya que ha tenido una floja acogida en la norteamericana) en la anunciada Machete Kills Again… in Space. Lo mejor de Machete Kills, aparte de una historia tipo James Bond, que se sabe reír de sí misma, es encontrar a actores como Mel Gibson, Charlie Sheen, Michelle Rodriguez, Antonio Banderas, Sofia Vergara, Amber Heard, o al protagonista Danny Trejo, entre otros. En definitiva, una película para pasar un rato y poco más. Muy diferente es el documental Milius de Zack Knutson y Joey Figueroa, una película esencial, no tanto por el formato, sino por la figura que reivindica. Y es que la imagen general que se tiene de John Milius es la de un guionista y director estadounidense de derechas (como Clint Eastwood o Arnold Schwarzenegger), cuya ideología rozaría el fascismo (él afirma ser un Anarquista Zen). Tras esa fachada de tipo grande, duro, amante de la armas e inconformista (el personaje que se construyó a lo largo de los años), se esconde uno de los grandes (e imprescindibles) cineastas de las últimas décadas, al que deben y mucho en sus carreras, y lo demuestran en sus palabras, Steven Spielberg, George Lucas, Francis Ford Coppola o Clint Eastwood, y le tienen en muy alta consideración Martin Scorsese, Michael Mann o Bryan Singer. Sus guiones para Harry el sucio o Apocalypse Now han pasado a la historia del séptimo arte, lo mismo que algunos de sus filmes como El Viento y el León, El Gran Miércoles o Conan, el bárbaro. Tras varios lustros sin dirigir (lo que ya seguramente no volverá a hacer debido al ictus que sufrió hace pocos años), su épico proyecto Genghis Khan espera convertirse en realidad muy pronto, porque la verdad es que John Milius ha vuelto, para quedarse.

Santiago de Bernardo

Trailers

Machete Kills

Milius

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

¿Quién le iba a decir al chico guaperas de Oxford Blues que un día, cuando cumpliera cuarenta y nueve primaveras, se iba a convertir en el presidente estadounidense más admirado del pasado siglo XX? Aunque la estrella de los ojos claros ya había apuntado maneras políticas en la serie televisiva El ala oeste de la Casa Blanca, la gran oportunidad de camelarse al electorado le ha llegado de la mano del National Geographic Channel, merced a la producción para la pequeña pantalla titulada Killing Kennedy.

Aunque en el festival de Sitges predomina la actualidad, hay lugar para recordar el pasado. En esta edición, en homenaje a la radiodifusión por parte de Orson Wells y su equipo de su versión de La Guerra de los Mundos de H.G. Wells, que conmocionó a los oyentes de los Estados Unidos (que llegaron a creer que lo que se narraba era una invasión auténtica por parte de marcianos) hace 75 años, se puede visitar la exposición dedicada a la mencionada historia de La Guerra de los Mundos, celebrando asimismo los 60 años de la versión cinematográfica homónima de Byron Haskin. Visita que se hace en un suspiro, porque aunque patrocinada por una importante empresa energética, es totalmente minimalista, y ocupa un espacio más que pequeño (suponemos que por problemas de espacio del propio festival, porque sino…) en el que hay algunos objetos expuestos como comics, un videojuego, el musical de Jeff Wayne en versión LP, algunas películas y libros, así como la posibilidad de comprobar cómo Wells y los suyos crearon los efectos sonoros que aterrorizaron Norteamérica. Interesante idea, pero exposición pero que muy escasa para unos aniversarios que merecían una mayor atención. Aunque para volver al pasado, qué mejor que revisar, en pantalla grande y en 3D (una conversión innecesaria, pero que tampoco ha quedado tan mal) El mago de Oz (1939, Victor Fleming), con una calidad de imagen, color y sonido, soberbia, en lo que es un clásico imperecedero sobre una adolescente que viaja desde su Kansas natal a un mundo fantástico como el de Oz, en un periplo que marcará su vida para siempre. Lástima que para disfrutar de esta versión tridimensional hayamos tenido que ponernos las engorrosas gafitas de marras, un incordio suplementario para los más peques, que además de por los clásicos problemas de su altura habían de enfrentarse al mayor de los miedos de muchos espectadores, ¡los subtítulos electrónicos! Somewhere Over the Rainbow…

Santiago de Bernardo

Trailers

La Guerra de los Mundos

El mago de Oz

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp