Tras varias semanas de lanzamientos que no han convencido a la audiencia y que en muchos casos han recaudado muchísimo menos de lo esperado, uno de ellos ha conseguido revitalizar la taquilla de un mes de noviembre que estaba siendo demasiado frío en cifras. Doctor Sueño, de la que se esperaba muchísimo, tuvo un tropiezo brutal y ha acabado siendo uno de los fiascos del año, dejando que Midway, película de la que no se esperaba nada, le ganase la partida en su estreno. Antes de la llegada de Frozen II que seguramente hará dinero hasta aburrir, la taquilla necesitaba desperezarse y una de las al parecer contendientes a los premios este año, Le Mans ’66 ha llamado la atención de su audiencia. Buenas críticas, un director conocido como James Mangold y dos estrellas al frente del reparto, Matt Damon y Christian Bale, han sido motivos suficientes para que la película atraiga a la audiencia y debute con unos más que interesantes 31 millones de dólares a los que hay que sumar otros 21,4 millones fuera de Norteamérica.

Crítica de la película Le Mans ’66

Perfecta para la temporada de premios, llena de pasión, ritmo y talento.

Una guerra entre dos compañías de coches que iba más allá de lo comercial, a lo competitivo, a un par de coches compitiendo en Le Mans por ver quién era el más rápido, y a Ford enfrentándose a Ferrari, la marca que había dominado la competición durante años. Parecía imposible que un coche americano pudiese vencer allí, pero la historia demostró lo contrario. Como ven, se trata de una historia americana, que es uno de sus pequeños problemas, que los espectadores se sientan alienados de la historia por ese orgullo de Ford contra Ferrari, y no se interesen por una película realmente brillante, que suena ya como posible candidata a los OScars, entre otros premios, este año.

Basada en hechos reales, presenta la historia de un conductor retirado, Carroll Shelby, obligado a retirarse realmente, que desea volver a las carreras aunque no sea detrás del volante. Al frente de una escudería, diseñando un coche, moldeándolo con un equipo y un piloto, papel clave que desempeñaría Ken Miles, piloto brillante y mecánico, aunque con un carácter muy peculiar. Entre ambos se enfrentarían no sólo a Ferrari, sino a las adversidades de trabajar para Ford, un equipo en el que la burocracia agotaba muchas de las fuentes de creatividad, y en el que el impulso marcado por el propio Henry Ford II, quedaban ahogadas por aquellos que le rodeaban y se encargaban de cambiar sus directrices en su beneficio. O en perjuicio de otros para no quedar en mal lugar…

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp